Meteorología y climatología de Navarra
Riesgo de aludes - Meteo Navarra

Riesgo de aludes en el Pirineo navarro y aragonés


Agencia Estatal de Meteorología

Información nivológica para el Pirineo navarro y aragonés
Valido fuera de pistas de esquí balizadas y abiertas

Día 23 de enero de 2019 a las 15:52 hora oficial

Información válida hasta las 24 horas del jueves, día 24

(Información elaborada a partir de los datos recibidos de los
refugios de Linza, Lizara, Panticosa, Bachimaña, Góriz, Pineta,
Estós, Angel Orús, La Renclusa y Cap de Llauset, de las
estaciones de esquí de Candanchú y Formigal, de la estación de
esquí de fondo de Llanos del Hospital y de A Lurte)

1.- Estimación del nivel de peligro:

Navarra: Fuerte (4)
Jacetania: Fuerte (4)
Gállego: Fuerte (4)
Sobrarbe: Fuerte (4)
Ribagorza: Fuerte (4)


2.- Estado del manto y observaciones recientes del miércoles,
día 23:

Desde ayer martes, sobre todo a partir de mediodía, una sucesión
de frentes atlánticos viene dando lugar a nevadas frecuentes y
generalizadas desde cotas bajas. Hasta esta mañana se habían
acumulado en general entre 25 y 50 cm de nieve reciente,
localmente algo más en los valles jacetanos.

Los espesores totales han aumentado bruscamente con respecto a
los registrados la semana pasada, cuando, tras un largo periodo
sin precipitaciones, el manto se mostraba muy mermado, escaso y
endurecido en las umbrías y casi ausente de las solanas.
Actualmente hay nieve desde el mismo pie de las montañas, con
grosores de 20 a 75 cm, repartidos de forma bastante regular por
los distintos macizos, aunque con máximos en Jacetania (58 cm en
Linza, a 1.320 m) y Ribagorza (75 cm en La Renclusa, a 2.140 m).

Las temperaturas se mantienen bajas, y la nieve recién caída
está por lo general seca y muy suelta, con intercalaciones de
nieve granulada. El temporal en curso está acompañado por
vientos intensos del noroeste, que levantan frecuentes
ventiscas. En algunos puntos de observación nos indican que,
tras nevar inicialmente sin viento, éste ha ido aumentando en
las últimas horas, transportando mucha nieve.

3.- Evolución del manto y peligro de aludes para el jueves, día
24:

Problemas de nieve reciente y nieve venteada.

La persistencia de las nevadas en las próximas horas dará lugar
a un manto cada vez más inestable, con acumulaciones de nieve
reciente que en muchas zonas van a superar el metro. En laderas
no batidas por el viento, esta nieve, que incluye estratos con
nieve granulada, se mantendrá poco cohesiva con las bajas
temperaturas, y será fácilmente movilizable. En terreno con
suficiente inclinación cabe esperar, en todas las cotas y
orientaciones, numerosos aludes espontáneos de nieve reciente,
que también podrán ser provocados de forma accidental al paso de
esquiadores, y en lugares propicios fácilmente alcanzarán tamaño
3 (capaces de destruir un coche o un edificio pequeño), o
incluso excepcionalmente 4 (con capacidad para destruir varios
edificios o una parte de un bosque).

Los problemas de nieve venteada también van progresivamente en
aumento. Con anterioridad a este episodio existían en cotas
altas algunas placas de viento, formadas en los últimos días,
distribuidas sobre todo por orientaciones este y sur, y que en
las zonas de umbría reposaban sobre costras o estratos débiles
con cristales facetados. A medida que caiga más nieve y el
viento vaya soplando, seguirán formándose placas, cada vez más
grandes y numerosas, y se repartirán por un abanico más amplio
de altitudes y orientaciones, aunque los sectores este y sur
continúan siendo los más probables para su formación. Los nuevos
depósitos a veces taparán placas antiguas, que debido al frío
reinante no han evolucionado, y también podrán emplazarse placas
nuevas sobre nieve granulada o nieve reciente con poca cohesión.
Estas estructuras podrán ceder ante sobrecargas débiles,
originando aludes de placa friable que también podrán alcanzar
dimensiones considerables.

4.- Predicción meteorológica para el jueves, día 24:

El temporal entra en su última fase. En el Pirineo navarro los
cielos permanecerán cubiertos y las nevadas, aunque serán
todavía frecuentes, irán moderando su intensidad. En el Pirineo
aragonés nevará de madrugada y al final del día y habrá
intervalos nubosos en las horas centrales, alternando con
claros.

Se espera un descenso térmico generalizado, propiciado por el
flujo intenso de componente norte, que continuará dando lugar a
vientos muy fuertes. En cotas altas serán comunes las ventiscas,
y se superarán con frecuencia los 100 km/h en áreas expuestas y
en el entorno de las cimas.

Altitud de la isoterma de 0 ºC en la atmósfera libre: 700 m
Altitud de la isoterma de -10 ºC en la atmósfera libre: 1700 m

Viento en la atmósfera libre a 1500 m: N 30 km/h
Viento en la atmósfera libre a 3000 m: N 110 km/h

5.- Avance para el viernes, día 25:

Persistencia de la situación de norte, con cielos nubosos. Las
precipitaciones serán frecuentes, pero en esta ocasión asociadas
al paso de un frente cálido. Marcado ascenso de las
temperaturas, a tenor del cual la cota de nieve tenderá a subir
de forma progresiva. El viento volverá a soplar con intensidad
en cotas altas. Nivel de peligro de aludes con pocos cambios.


Escala europea de riesgo de aludes

Dirigida a los usuarios de la montaña que se mueven fuera de las pistas balizadas y abiertas.

Nivel de peligroEstabilidad del manto nivosoProbabilidad de riesgo de aludes
5. Muy fuerteMuy inestableSon esperables numerosos y grandes aludes, desencadenados espontáneamente, incluso en laderas sólo moderadamente inclinadas.
4. FuerteDébilmente estabilizado en la mayoría de las laderas empinadas (*)Es probable el desencadenamiento de aludes, incluso debido a sobrecargas débiles (**), en muchas laderas empinadas (*).
En algunos casos son esperables numerosos aludes de tamaño medio, y frecuentemente grande, desencadenados espontáneamente.
3. NotableEntre moderada y débilmente estabilizado en numerosas laderas empinadas (*)Es posible el desencadenamiento de aludes, incluso debido a sobrecargas débiles (**), especialmente en las laderas inclinadas cuyas características se describen en el boletín.
En algunos casos son posibles aludes de dimensiones medias y a veces grandes, desencadenados espontáneamente.
2. LimitadoEn algunas laderas empinadas está solo moderadamente estabilizado (*); en el resto está, en general, bien estabilizado.Es posible el desencadenamiento de aludes, sobre todo por sobrecargas fuertes, especialmente en aquellas laderas empinadas cuyas características se describen en el boletín.
No se esperan aludes grandes desencadenados espontáneamente.
1. DébilEn general, bien estabilizado.En general, sólo es posible desencadenar aludes en laderas muy inclinadas o en terreno especialmente desfavorable (*); y a causa de sobrecargas fuertes (**). Espontáneamente sólo pueden desencadenarse coladas o aludes pequeños.


(*) Las áreas favorables a los aludes se describen con mayor detalle en los boletines de riesgo de aludes (altitud, orientación, tipo de terreno, etc.)
  • Terreno poco o moderadamente inclinado: laderas con inclinación menor de 30º.
  • Laderas empinadas: laderas con una inclinación mayor de 30º.
  • Terreno muy inclinado o extremo: laderas de más de 40º de inclinación y terreno especialmente desfavorable debido a su perfil, la proximidad a las crestas o la escasa rugosidad de la superficie del suelo subyacente.
(**) Sobrecargas:
  • Débil: un sólo esquiador o surfista, moviéndose con suavidad y sin caerse. Grupo de personas que respetan la distancia de seguridad (mínimo de 10 metros). Raquetista.
  • Fuerte: dos o más esquiadores, surfistas, etc. sin respetar la distancia de seguridad. Máquinas pisanieves u otros vehículos que circulen sobre la nieve, explosivos. Ocasionalmente, un único excursionista o escalador.

Predicción suministrada por AEMET


Contacto        Enlaces        Aviso legal